Una trainee menos, una profesional más.

A manera de despedida Valeria Abad, practicante de la UVM en la carrera de Diseño Gráfico, nos dedicó unas palabras que vale la pena compartir, pues como equipo de trabajo conocemos nuestros límites y habilidades, pero verlas como funcionan de manera externa nos aportó muchísimo valor y orgullo a todo lo que hacemos.

Practicantes en tiempos de COVID

Actualmente nos encontramos en una época que -desde mi punto de vista y muchos otros- parece sacada de una película de ciencia ficción, quién iba a imaginar que nos encontraríamos presas del pánico debido a una pandemia como el COVID. Estamos enfrentando cambios muy importantes en la sociedad, en nuestra forma de pensar y de actuar. Los negocios han caído como moscas a donde vayamos y pocos se mantienen estables, la contingencia ha traído muchas desgracias. Podemos mantenernos enfocados en todo lo negativo que hemos tenido que afrontar, pero considero más saludable ver las cosas buenas que pueden obtenerse de estos sucesos, así como lo hace Flanco Izquierdo. Lo cierto es que este cambio de modalidad presencial a en línea ha generado un fuerte impacto en todos, pero gracias a todas las tecnologías disponibles y su uso correcto se han facilitado los empleos.

Trabajar como Trainee en Flanco Izquierdo fue una experiencia muy grata y emocionante. Lo primero que me gusto fue que retome la pasión por el diseño después de un breve tiempo de un bloqueo creativo, lo contribuyo a la forma de trabajar del equipo, amigable, que siempre se están apoyando considerando las fortalezas de cada integrante para realizar trabajos de calidad. Son un equipo eficaz que trabaja de forma armoniosa sin olvidarse de la diversión, buscando siempre ser diferentes y sacar el mayor potencial de sus clientes.

Prácticas ¿a distancia?

En mi opinión el trabajar de forma remota me pareció algo sumamente cómodo, ya que el tiempo que generalmente se utiliza para transportarse se puede emplear de forma más productiva. Sin embargo, me pareció una lástima no poder conocer en persona al equipo, a pesar de la distancia  considero que se mantuvo una buena comunicación llena positivismo y buenas vibras.

Trabajo real con clientes reales

Otro aspecto que disfruté bastante fue la experiencia de pasar de ver mi trabajo digital a algo físico como lo fue en el caso de Centro Comercial El Dorado y El Dorado Park, me pareció interesante y motivador. Me considero muy afortunada de haber tenido la oportunidad de trabajar a su lado, y agradezco el tiempo que se me dedicó para explicar, asesorar y enseñarme más sobre los medios digitales y el diseño.

Considero que gracias a éstas prácticas crecí y me desarrollé en áreas que la universidad dejó un tanto incompletas, me dio un acercamiento a lo que es laborar realmente como diseñador. En general fue una experiencia enriquecedora que me impulsó a desarrollar más la habilidad de adaptabilidad, agilidad y me generó esa necesidad de continuar aprendiendo. Definitivamente Flanco Izquierdo es una agencia de publicidad que recomendaría a todo aquel que busque una experiencia positiva, de calidad y original.

au revoir Valerie!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.