¿Cura? Se dice Creatividad

En marzo del 2020 la vida dio un giro 180, todo se puso de cabeza cuando el COVID 19 paralizó al mundo por completo. El aislamiento social, suspensión de actividades artísticas, culturales y  deportivas, el cierre de escuelas y negocios son algunas de las consecuencias que esta pandemia nos trajo y que aún sigue vigente. Es por ello que al permanecer en nuestros hogares con el mundo en pausa y con más tiempo libre, la creatividad fue una gran herramienta que trajo consigo un sinfín de cambios en todos los ámbitos. 

La pandemia nos orilló a perseguir nuevos conocimientos, y a algunos, a emprender nuevos  proyectos. Por esto y muchos motivos más, se evidenció el poder y la importancia del marketing digital, cosa que muchas personas ya conocían pero ignoraban. Las  empresas más grandes dejaron de lado el contenido comercial y apostaron por “la humanidad” de las personas. De esta manera crearon contenido de valor orientado a “tocar” esas fibras sensibles que todos tenemos. Para ello se abrieron paso en nuevas plataformas de impacto mundial como Tik Tok, ejecutaron colaboraciones con otras empresas, se involucraron en el mundo de las transmisiones en vivo o streaming, modificaron sus estrategias de ventas y ofrecieron nuevos servicios. 

Con la nueva normalidad, miles de personas han incrementado el tiempo que pasan en redes sociales y páginas web, naturalmente, el comercio en línea ascendió considerablemente. Por otro lado, miles de personas han perdido su trabajo o tenido bajas económicas considerables y han decidido emprender y crear sus propios negocios de  comida a domicilio, productos artesanales, bazares de ropa, accesorios, etc. Esto ha dado pie a que abran sus propias cuentas de negocio en Instagram y/o Facebook y que comiencen a crear, tomar sus  propias fotos o lanzar promociones. Se han creado y consolidado como negocios meramente virtuales.

La modalidad en línea, al parecer, llegó para quedarse. Por lo menos un tiempo más, hasta que todo se estabilice. En consecuencia, lo mejor que se puede hacer es seguir creando nuevas  estrategias de marketing dirigido al bienestar del consumidor y no solo destacar las características del producto. 

Lo más importante es reconocer que la pandemia trajo a la luz el  lado más creativo de muchas personas y empresas para poder sobrevivir a esta nueva realidad. Nos enseñó que la mejor opción siempre es salir de nuestra zona de confort, nunca sabemos qué grandes cosas nos deparan. 

– Mariam Lezama